Participamos en el II Encuentro Enredad@s Korapulatuta

Este pasado sábado 25 de noviembre fuimos invitados por Amekadi a participar en una mesa redonda junto a Isabel Duque (aka La Psicowoman). El objetivo era explicar, desde nuestra experiencia personal y profesional, cómo vemos la relación que estamos teniendo con los dispositivos móviles y las redes sociales, poniendo especial atención a la etapa de la adolescencia.

El encuentro se dividió en dos partes. En primer lugar, una mesa redonda en la que Isa y nosotros explicamos en qué consiste el trabajo que realizamos. En nuestro caso hablamos de las sesiones que realizamos con padres, madres y adolescentes untos para que cada colectivo sea consciente de sus fortalezas y debilidades ante la tecnología y sus posibilidades, y que puedan llegarse a acuerdos para beneficiarse ambos colectivos de compartir experiencias y conocimientos. También pusimos algunos ejemplos de lo que consideramos buenas o malas prácticas en el uso de las TICs.

Lo interesante para nosotros vino en el turno de preguntas porque es una manera de pulsar las inquietudes y preocupaciones que generan las TICs. Y en esta ocasión fue genial contar con presencia de adolescentes. Nos llamó la atención de dos intervenciones. Por un lado, la de un padre preocupado porque cree que la gente, y en especial los adolescentes, socializan cada vez menos debido a estar inmersos en sus pantallas. Por otro, la de una menor preocupada porque no sabe cómo hacer entender a los mayores que, aunque esté mirando e interactúa dos con una pantalla, está en ese momento con sus amigos desperdigados por el mundo.

Pero si decíamos que el turno de preguntas posterior al debate fue interesante, no lo fue menos la actividad que se desarrolló después de la pausa para el café. Nos dividimos en tres grupos en Lois que se trataron 3 temas diferentes: riesgos y miedos en relación a las TICs, usos de los dispositivos móviles y el adultocentrismo. El equipo de espacio3 nos repartimos entre riesgos y adultocentrismo. Nos sorprendió, gratamente, compartir espacio en la de riesgos y miedos con 3 adolescentes. Para que luego digan que ellos no son conscientes de los riesgos que corren o que no temen a las consecuencias 😉

De ese grupo percibimos que a los adultos les falta tiempo para aprender en qué consisten las apps que utilizan los jóvenes, qué estos se muestran preocupados por la intromisión en su privacidad por parte de los anunciantes y que hay un temor generalizado, por parte de los mayores, de no poder controlar el entorno en el que se mueven los jóvenes porque evoluciona muy rápido.

Fue una mañana muy provechosa, la verdad. Uno no tiene posibilidad cada día de hablar con jóvenes de estas cosas, y mucho menos jóvenes dispuestos a hablar de ss inquietudes y miedos sobre estos temas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *