¿Pueden obtener los chavales algún beneficio con Pokemon Go?

Ya empiezan a proliferar los artículos hablando sobre el nuevo juego de moda: Pokemon Go. Por lo que leo, muchos hacen hincapié en que este juego nos va a tener enganchados al móvil mientras caminamos por la calle (co o si fuera algo que no estuviera ocurriendo ya) o que atenta contra nuestra privacidad (como si Facebook y Google, o nuestros propios smartphones, no lo hicieran). Se empieza hablar de que esta aplicación empieza a consumir más horas de atención que WhatsApp, Tinder o cualquier otra vinculada redes sociales. Y claro. Si hablamos de juegos y dispositivos móviles hay un colectivo que va a hacer un uso más intensivo de esta aplicación: los chavales.

Si no sabes de qué va este juego te vamos a hacer un resumen rápido. El objetivo es recopilar animalitos. Estos animalitos (los Pokemon) se encuentran desperdigados por todo el mundo. Y cuando decimos todo el mundo nos referimos al mundo entero: la torre Eiffel, la Gran Vía de Madrid, tu cuarto de baño, la tienda de comestibles debajo de tu casa… Lo que viene a ser TODO el mundo. Mientras caminas se ve un mapa y a tu personaje recorriendo las calles, y en un momento dado nos aparece un Pokemon que podemos atrapar. En ese momento, nuestro móvil nos muestra una imagen real, como si fuéramos hacer una fotografía con nuestro teléfono. Ahí, en medio de una calle o a la orilla del mar, veremos al Pokemon y deberemos lanzar nuestra bola para que podamos absorberlo. También existen gimnasios para poder entrenarlos, ubicados en diferentes puntos de nuestra geografía. Para aumentar el nivel de nuestros Pokemon tendremos que ir hacia esos gimnasios.

Adultos pero sobre todo jóvenes empiezan a estar muy enganchados a este juego. Como he dicho ya, en la red podemos encontrar muchos artículos incluso videos hablando de lo malo que puede ser Pokemon Go para los nuestros críos. Sin perderlos de vista, porque también hay que tener en cuenta los aspectos negativos del abuso de este tipo de aplicaciones, (que si estarán absorbidos por la pantalla, que no dejarán de utilizarlo, que siempre estarán distraídos con este juego mientras caminan por la calle…) nosotros queremos ver el lado positivo, sobre todo hoy que es viernes, y vamos a ver unas cuantas razones por las cuales nuestros hijos, nietos o sobrinos pueden sacar provecho de este juego.

  • Si el chaval es de esos que suelen quedarse en casa jugando con la consola o viendo la televisión, esto va a ser un incentivo para que salga a la calle.
  • Además de recoger animalitos también recogemos huevos y esos huevos se incuban caminando. Un buen aliciente para que hagan ejercicio.
  • Muchos de los gimnasios están ubicados en parques. Los chicos volverán a reunirse en los parques y a socializar. Aunque sea con un dispositivo móvil de por medio, pero podrá entablar conversación con la gente.
  • Si bien a este juego también juegan adultos, los lugares de concentración son públicos. Están a la vista de todo mundo y eso es algo que ofrece más confianza.
  • Y como he leído ya de una madre en Facebook, tus hijos puede que te pidan constantemente que les mandes a hacer recados tan sólo por el hecho de patearse la calle y mirar a ver si encuentran un Pokemon nuevo. O para incubar sus huevos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *